«Día mundial del emigrante libanés»

En el siglo XIX, llegaron los primeros libaneses a la Argentina. Desde 1891 a 1920, ciudadanos libaneses emigraron a Argentina. Cuando son procesados en primer lugar en los puertos de Argentina, fueron clasificados como turcos porque en aquellos tiempo, Líbano era un territorio del Imperio Otomano, y los inmigrantes al llegar a América entraban con pasaporte Otomano, por esa razón a todos los proveniente de medio oriente (en aquella época) los llamaron incorrectamente “turcos”, esta definición prosigue hasta el día de hoy.

Unas de las causas por la que los libaneses decidían abandonar su patria fue la persecución por parte de los turcos que ejercía presión sobre árabes cristianos y árabes musulmanes chiitas. Las olas migratorias comenzaron en 1890, cuando miles de Libaneses decidieron emigrar hacia América huyendo de la miseria por causa de las guerras.

En 1940 el número de inmigrantes Libaneses aumentó nuevamente debido a que los jóvenes eran reclutados para luchar en la Segunda Guerra Mundial (en ese entonces Líbano era colonia francesa). Este número aumento aún más durante la Guerra Civil del Líbano, que dio comienzo en el año 1958.
Los inmigrantes libaneses se asientan en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Catamarca, Salta, Jujuy, La Rioja,

San Juan, Mendoza, Santiago del Estero, Misiones, Chaco y la Patagonia. Un gran porcentaje de libaneses se estableció en la región de Cuyo.

Algunos lugares prominentes de origen de los argentinos libaneses fueron: Aley, Amioun, Amsheet, Batroun, Beirut, Baalbek, Iaal, Joünié, Toula, Trípoli, Zahlé, Zgharta.

El Día del Emigrante libanés se instituyó para celebrarse el segundo domingo de marzo. Es una celebración de la cual participan todos los países del mundo en donde existan clubes libaneses.

Comments are Closed